23 de febrero de 2024

ORACIÓN: TÚ ERES MI HIJO AMADO

“Tú eres mi hijo amado”, estas son las palabras que más me gusta escuchar de tus labios, Señor. “Tú eres mi hijo”, hace falta fe para pronunciarla ante mi propia miseria, pero yo sé que son verdad, y son la raíz de mi vida y la esencia de mi ser. Te llamo “Padre” todos los días porque Tú me has llamado hijo. 

Señor, este es el secreto más entrañable de mi vida, mi alegría más íntima y mi derecho más firme a ser feliz: ser tu hijo amado. La iniciativa de tu amor, el milagro de la creación, la intimidad de la familia, el cariñoso acento con que te oigo decir esas palabras en un tiempo sagrado y delicado. “Tú eres mi Hijo”, quiero sentirme hijo tuyo hoy, quiero caer en la cuenta de que me estás dando vida en cada instante, de que comienzo a vivir de nuevo cada vez que vuelvo a pensar en Tí, y en ese momento Tú vuelves a ser mi Padre”. Amén. 

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

22 de febrero de 2024

ORACIÓN: TE PIDO LA FE

Señor, te pido la Fe que no sólo me sostiene,  sino que también me eleva.

Te pido la Fe no sólo me envía, sino que me lleva por el camino correcto.

Te pido la Fe que no sólo me enseña a decidir, sino que me da el Espíritu de sabiduría.

Te pido la Fe que no sólo me anuncia que tengo un Padre, sino que me recuerda que estoy entre Sus brazos.

Te pido esa Fe que no sólo me presenta a la Esperanza, sino que me hace amigo de ella.

Te pido la Fe que no sólo me ayuda a resistir, sino que me fortalece.

Te pido esa Fe que no sólo me despierta, sino que me da nueva Vida. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

21 de febrero de 2024

ORACIÓN: ME ACOMPAÑAS

Cuando sentí angustia, me aliviaste.
Cuando sentí dolor, me curaste.
Cuando me enfadé con alguien, me ayudaste a reflexionar.
Cuando necesité hablar, me escuchaste.
Cuando solo podía llorar, pusiste tu mano en mi hombro.
Cuando necesité silencio, me entendiste.
Cuando te llamé, me atendiste.
Cuando me alejé, me buscaste.
Cuando te necesité, estuviste.
Infinitos son los momentos en los que me sentí paralizado por las circunstancias, pero en esas ocasiones pude encontrarte, no me dejaste, me perdonaste y me sanaste. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

20 de febrero de 2024

ORACIÓN: VOLVER A TI

En muchos momentos, Padre, soy como el hijo mayor de la parábola: cumplidor, sí, pero también orgulloso y envidioso. Me creo mejor que los demás y mejor que Tú. No soy capaz de darme cuenta de que Tú eres generoso conmigo: todo lo tuyo es mío. 

Soy hijo, pero me siento esclavo. Vivo el trabajo y la oración como una penitencia, no como un regalo. Pierdo la capacidad de alegrarme con el éxito de mis hermanos y hermanas. Padre, gracias, porque me buscas siempre, porque me ayudas a sentirme hijo tuyo y hermano de cuantos me rodean. Que se ablande mi corazón y pueda participar de tu alegría. Amen.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

19 de febrero de 2024

ORACIÓN I DOMINGO DE CUARESMA

Ayúdame a hacer silencio. Señor, quiero escuchar tu voz. Toma mi mano, guíame al desierto, que nos encontremos a solas, Tú y yo.

Necesito contemplar tu rostro, me hace falta la calidez de tu voz, caminar juntos… callar para que hables Tú. Me pongo en tus manos, quiero revisar mi vida, descubrir en qué tengo que cambiar, afianzar lo que anda bien, sorprenderme con lo nuevo que me pides. Me tienta creer que te escucho, cuando escucho mi voz.

¡Enséñame a discernir! Dame luz para distinguir tu rostro. Llévame al desierto, Señor, despójame de lo que me ata, sacude mis certezas y pon a prueba mi amor para empezar de nuevo, humilde, sencillo, con fuerza y Espíritu para vivir fiel a Ti. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.