25 de julio de 2024

ORACIÓN: ¿SALIRME DE TU REBAÑO?

Toda la vida queriendo salir del rebaño, construir mi propia vida, elegir mi propio camino y escuchar solo a mi corazón. Ser alguien único, distinto, reconocible.

Y de repente llegas Tú, Señor, y me quieres oveja, que acepte tu guía, que reconozca tu voz, que siga tu camino, que sea una más del rebaño.

Y entonces, me parto por dentro. Porque no sé qué prefiero, si tu voz o mi susurro,mi sendero o tu camino, seguir perdido o seguirte a ti.

Y en esa encrucijada recuerdo una cosa: que por tu camino crezco, que con tus ovejas me enriqueces, que en tu rebaño me haces libre y que tu palabra me da Vida. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

24 de julio de 2024

ORACIÓN: GRACIAS SEÑOR

Me pongo a la escucha de Jesús y fijo en él la mirada de mi corazón. Contemplo a Jesús con el deseo de aprenderlo todo de él, y me hago discípulo que oye con atención su palabra. Pido al Espíritu que me ayude, haciéndome acogida y capacidad. Ven, Espíritu, hazme silencio que acoge, como María, la Palabra fecunda.

Padre bueno, te damos gracias por el regalo de Jesús, tu Hijo Amado, en el que nosotros somos también hijos tuyos. Unidos a él encontramos el sentido de la vida: acoger y dar el amor. Nuestras manos abiertas reciben hoy tu don con el gozo de quien se sabe amado incondicionalmente. Ayúdanos a dar siempre frutos de amor, sabiendo que sin ti no podemos hacer nada. Amén.


Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

23 de julio de 2024

ORACIÓN MARÍA MAGDALENA

Señor, María Magdalena fue agradecida, te amaba con todo su corazón de mujer y dedicó toda su vida a seguirte y servirte. Que también yo, Señor, sea agradecido, te ame, te siga con confianza y te sirva con generosidad.

Estuvo siempre a tu lado, en tu pasión, muerte y sepultura. Que también yo esté junto a Ti, en los que sufren, cuando no te sienta cerca y cuando la fe me traiga más problemas que satisfacciones.

Señor, tú premiaste la fidelidad de la Magdalena saliendo a su encuentro después de tu resurrección, para convertir su duelo en danzas. Señor, que también yo encuentre en Ti la alegría, la paz y la esperanza.

Señor, tú confiaste a María Magdalena la misión de anunciar tu resurrección y cuentas conmigo para transmitir tu vida nueva. Señor, dame tu Espíritu, para cumplir esta misión con la alegría y la entrega de María Magdalena. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

21 de julio de 2024

ORACIÓN: GRACIAS JESÚS

Jesús, Tú eres el amor discreto, casi escondido. No obligas a nadie a seguir tu camino. Tu arma nunca es la violencia. Tu fuerza es el amor que sirve y da la vida. Gracias,

Señor, por tratarme siempre con ternura, porque respetas y ensanchas mi libertad, por contar con mi vida, pobre y a veces casi apagada. Gracias, Dios mío, porque me has formado y sostienes mi vida, porque me miras con amor, me has cogido de la mano. y me das tu Espíritu, el Espíritu de Jesús.

Que también yo sepa contar con los que no cuentan, con los débiles, los pequeños y los ignorantes, con los que viven en la tiniebla de la enfermedad, la soledad y la pobreza, para implantar un derecho nuevo y construir una sociedad nueva, en la que todos vivamos como hermanos, como hijos tuyos. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

20 de julio de 2024

ORACIÓN: LIBRES CONTIGO

Me abro a tu presencia, Señor. Sé que en lo más hondo de mí mismo late el deseo de encontrarme contigo, que das sentido y plenitud a mi vida. Salgo de mí, de mis cosas y mis asuntos, para hacerme acogida. Solo tú tienes palabras de vida eterna y yo me pongo a la escucha, como el pobre que extiende sus manos confiadamente. Orar es esperar confiado la palabra que da vida. “Habla, Señor, que tu siervo escucha”.

Padre, haz mi corazón libre para amar sin ataduras. Dame tu mirada de misericordia, que me ayude a poner siempre por delante el bien de los demás. No dejes que mi corazón sea legalista y cumplidor de las normas, olvidando el fin que toda norma tiene: dar vida y ayudar a vivir en plenitud. Que tu Espíritu me mueva, me libre de mí mismo y me lleve al encuentro del hermano. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.