26 de septiembre de 2022

DANOS, SEÑOR, PAZ, FORTALEZA Y SABIDURÍA PARA AFRONTAR Y ACEPTAR LAS DIFICULTADES DE NUESTRA VIDA TAL Y COMO TÚ NOS HAS ENSEÑADO

 
*ORACION MISERICORDIA*

Señor Crucificado y Resucitado, enséñanos a afrontar los hechos de la vida cotidiana, con el fin de que podamos vivir dentro de una mayor plenitud.

Tú acogiste humilde y pacientemente los fracasos de tu vida que te llevaron hasta los sufrimientos de tu crucifixión.

Ayúdanos a vivir las penas y las luchas que nos trae cada día como ocasión para crecer y para asemejarnos más a ti.

Haznos capaces de mirar esas pruebas con valentía y mansedumbre. Llenos de confianza, porque tú nos sostienes. Permítenos comprender que no llegaremos a la plenitud de la vida si no morimos sin cesar en nosotros mismos, en nuestros deseos egoístas. Porque solamente si morimos contigo, podremos resucitar contigo.

Que nada de ahora en adelante, nos haga sufrir  o llorar hasta el punto de olvidar la alegría de tu Resurrección. Amén.

(Sta. M. Teresa de Calcuta).

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

25 de septiembre de 2022

¿SEÑOR, A DÓNDE VOY SIN TI? ¡TOMA Y CONDUCE MI VIDA!

*ORACION: ESTAR EN TUS MANOS*

Señor, estar en tus manos me duele. Me moldeas, me arreglas, me curas. Quitas los parches que pongo, mostrándome lo que soy y me rediseñas a tu modo.

Con el dolor me vas enseñando qué es eso de «entregarme» como tú. Si bajo las defensas vas actuando más  Me dices entre mirada y mirada: «déjate llevar»

Todos mis errores y desaciertos los vas tomando y te haces cargo. Con tus manos enderezas mi camino y rearmas lo que desarmo.

Señor, estar en tus manos me duele pero si me resisto, duele mas. Ayúdame a confiar y a esperar que se cumpla tu obra, en mí y en los demás. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

24 de septiembre de 2022

TÚ, SEÑOR, ERES LA RESPUESTA A TODO LO QUE BUSCO, GUÍA MIS PASOS


*ORACION: CAMINO, VERDAD Y VIDA*
Tú eres, Jesús, la brújula más precisa para encontrar la felicidad.
Tú eres, Jesús, el camino más recto para construir un mundo de hermanos.
Tú eres, Jesús, el amigo más fiel y el esposo más amoroso.
Tú eres, Jesús, el que viene cuando todos se van y el que se queda cuando todos se marchan.
Tú eres, Jesús, el que se enciende cuando todo se apaga, el único que nunca falla.
Tú eres, Jesús, el sol de mis días claros y la estrella de mis días oscuros.
Tú eres, Jesús, el Salvador de mis miedos, de mis pecados, de mis dudas.
Tú eres, Jesús, el cimento sobre el que construyo mi vida y la meta a la que me dirijo.
Tú eres, Jesús, la razón de mi alegría y el fundamento de mi esperanza.
Tú eres, Jesús, mi paz, mi Dios, mi Señor.
Contigo iré, Jesús, si Tú me ayudas. Contigo tomaré la cruz que nos conduce a la Vida más grande. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

23 de septiembre de 2022

¡SEÑOR, QUIERO SER COMO TÚ, AYÚDAME A CONSEGUIRLO!

*ORACION: COMO TU, SEÑOR*

Señor, líbrame de todo deseo de sobresalir, de parecer más grande o más bueno que los demás, de pretender la fama a cualquier precio.

Pero, si he de llamar la atención, que la llame por ser como tú; por decir la verdad con dulzura, como tú; por acercarme a los más necesitados, como tú; por ser libre frente a los poderosos y al qué dirán, como tú; por no estar apegado al dinero y a la comodidad, como tú; por buscar más el amor que el placer, como tú; por luchar contra el mal sólo con las armas del bien, como tú; por tener paciencia con los que no acaban de aprender, como tú; por perdonar setenta veces siete, como tú; por trabajar en comunidad por la comunidad, como tú; por dar la vida con alegría hasta el final, como tú; por confiar siempre en Dios Padre hasta en los peores momentos, como tú.

Señor, ayúdame a ser cada día más parecido a ti. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

22 de septiembre de 2022

SAN MATEO

*ORACION FIESTA SAN MATEO*

Señor, tú miraste con amor a Mateo y le llamaste. Era un recaudador, un pecador, un indeseable... pero su corazón buscaba una vida más auténtica y te siguió con decisión, cuando pronunciaste su nombre.

Señor, también a mí me miras con amor y me llamas. Reconozco que no lo merezco, que soy poca cosa. Sé que sólo tú puedes darme la felicidad que deseo. Por eso, quiero seguirte siempre y del todo.

Ayúdame a mirar con amor al que se siente sólo, al que no cuenta, al que cree que no sirve para nada.  Ayúdame a despertar el deseo de felicidad de cada persona y a mostrarles que Tú eres la fuente de la Vida. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.