15 de julio de 2024

ORACIÓN: TE BUSCO

Quédate conmigo, Señor, porque es necesario que estés presente para que no te olvide. Ya sabes lo fácil que te abandono. 
Quédate conmigo, Señor, porque soy débil y necesito tu fuerza para no caer tan a menudo.
Quédate conmigo, Señor, porque tú eres mi vida, y sin ti, no tengo fervor.
Quédate conmigo, Señor, porque tú eres mi luz, y sin ti, estoy en tinieblas.
Quédate conmigo, Señor, para que escuche tu voz y te siga. Quédate conmigo, Señor, porque deseo amarte mucho y estar siempre en tu compañía. Quédate conmigo, Señor, si deseas que te sea fiel.
Quédate conmigo, Señor, porque por pobre que sea mi alma quiero que sea un lugar de consuelo para Ti. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

14 de julio de 2024

ORACIÓN: EN TI MI CONFIANZA

Sí, Señor, hoy me pides que vea cómo tengo el nivel de confianza en ti, en qué medida me fío de tu cuidado de Padre. Quieres que yo también llegue a la santidad. Tú eres quien lo conseguirá en mí, si me fío, si confío. Que poco a poco deje a tu Espíritu venir a mí y me haga pensar, sentir y vivir como tú. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

13 de julio de 2024

ORACIÓN: VIVO EN LA CONFIANZA

Comienzo el día poniendo mi mirada en ti, Dios mío. Sé que me miras primero y que me miras con amor. Gracias por la vida, gracias por la fe. Aquí estoy para contarte mis deseos profundos y mi pobreza para realizarlos. Aquí estoy para contarte mis miedos, mis fragilidades, mi desconfianza… Te pido fuerza para ser en mi ambiente una persona que irradie amor. De ese amor vengo a llenarme en este ratito de oración. Con la ayuda del Espíritu te digo: “Aquí estoy para hacer tu voluntad”.

Jesús, quiero caminar seguro por esta vida, aun en medio de las dificultades, porque sé que no estoy nunca solo. Deseo que mi vida de unión contigo crezca para poder serte fiel. Ayúdame. Aumenta mi fe, aumenta mi esperanza para aceptar lo que me pides. Aumenta mi amor para quererlo intensamente. Dame fortaleza para llevarlo adelante. Quiero serte fiel, Señor, cuando llegue la prueba. Dame tu gracia, que eso me basta. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

12 de julio de 2024

ORACIÓN: LÍBRANOS DE LA CODICIA

Señor, líbrame de la codicia de tener mucho dinero y hazme generoso, como Tú.

Líbrame de la codicia de acaparar mucho poder y hazme servicial, como Tú.

Líbrame de la codicia de desear muchos caprichos y hazme austero, como Tú.

Líbrame de la codicia de ser famoso y hazme pasar por uno de tantos, como Tú.

Líbrame de la codicia de poseer a las personas y ayúdame a buscar la libertad de todos, como Tú.

Líbrame de la codicia de querer ser el mejor y hazme ser hoy mejor que ayer, con tu ayuda.

Líbrame de la codicia de buscar continuamente el placer y haz que busque sólo el Amor, contigo.

Líbrame de la codicia de hacer muchas cosas y ayúdame a cumplir la voluntad del Padre, como Tú.

Líbrame de la codicia de pretender ser un salvador y hazme humilde colaborador tuyo.

Ayúdame, Señor, a poner mi confianza en ti y en las capacidades que me has dado. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

11 de julio de 2024

ORACIÓN: CON SIMPLES PALABRAS

Señor, hoy no vengo con pensamientos profundos, ni palabras bellas, ni con un poema o una canción.  Vengo a pedirte, simplemente, que vengas y te quedes a mi lado, que actúes a pesar de mí.

Sé que me hace falta Tu presencia, sé que necesito de Tu Amistad y todo lo que en ella me regalas: paz, sabiduría, esperanza, fuerza, voluntad, amor.

Por eso, simplemente te traigo esto: mi debilidad para darte el lugar que quiero que tengas en mi vida y mis ganas de que estés aquí y ahora conmigo.

Tú sabes lo que tengo en mi corazón mejor que yo. Hazlo tuyo, tómalo, transfórmalo.  Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

10 de julio de 2024

ORACIÓN: GRACIAS POR CURARME

Hoy, Señor, quiero empezar el día considerando el regalo que es tu presencia y tu Palabra. Por eso, dejo de lado todo lo que me distrae, para enfocarme sólo en ti y en tu Palabra. «Habla, Señor, que tu siervo escucha». También quiero aprender a hablar para hablar de ti, para que te conozcan los que todavía no te conocen. Espíritu Santo, Amor de Dios, ven a transformar mi vida. Hazme buen trabajador de tu mies.

Gracias, Señor, por seguir recorriendo los corazones de los hombres enseñándoles, curándolos, compadeciéndote de todos nosotros. Yo también quiero aprender de ti a dejarme afectar por los sufrimientos de mi prójimo. Quiero ayudarte a proclamar, con mis obras, que eres grande, todopoderoso, y que te compadeces de nosotros. Será una bonita manera de anunciar tu Reino. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

9 de julio de 2024

ORACIÓN: EMPEZAR CONTIGO

Buenos días, Jesús. Quiero empezar mi día con la atención puesta en ti. Pero no una atención cualquiera, sino una atención amorosa, como nos enseña san Juan de la Cruz. Sé que tú eres siempre el primero en preocuparte por mí, en mirarme con amor. Ahora yo quiero darte mi respuesta. Consciente de tu presencia y de tu amor, quiero responder con mi amor. Que el Espíritu Santo me ayude a darte la respuesta que estás esperando de mí.

Señor, tú sabes exactamente qué es lo que necesito, pero esperas que me acerque a ti y con confianza te pida lo que creo necesitar. Por eso te suplico el don de una fe viva, que no olvide nunca que tú eres mi amigo fiel, que eres el compañero que va conmigo siempre, que velas continuamente sobre mí. Que sepa tocar tu corazón con mi fe. Jesús, te pido una fe que toque y transforme mi vida entera. Y te pido por tantos enfermos que no buscan en ti su consuelo, su fuerza, su salvación. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

8 de julio de 2024

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

"Ven Espíritu Santo. Tú que eres como un viento divino, dame la gracia de superar toda timidez y toda cobardía ante la vida. Lléname de arrojo, de tu impulso, de tu valentía, de tu santo empuje. Ayúdame a vivir con ganas las horas de este día, con una esperanza siempre renovada, abierto al misterio de cada jornada. Porque cuando logras entrar en un corazón, no lo dejas dormido, quieto, inactivo. Siempre nos mueves a la vida, a la lucha, a salir adelante con confianza, a buscar un nuevo encanto y a correr detrás de un sueño que valga la pena.

Sácame de la apatía para que no me encierre en mis problemas. Derrámate en mí con todo tu empuje y entusiasmo. Tú sabes que a veces prefiero quedarme anclado en mis comodidades y que le tengo miedo a los desafíos. Quema con tu fuego toda cobardía y todo cansancio. Lánzame a la aventura de cada día. Ven Espíritu Santo. Amén."

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

7 de julio de 2024

ORACIÓN: DELANTE DE DIOS

Comienzo este rato de oración pidiendo al Señor que sea el protagonista de mi día. Que él sea aquel al que yo alabe, aquel que me transforme. Tomo conciencia de estar delante de Dios, el Dios de Jesús, que fundamenta mi vida. Dios llama a mi puerta y quiere sanar mis heridas. Me da su Palabra, alimento que sacia hasta la vida eterna. ¿Qué tienes, Dios, que me atraes tanto?

Jesús, quiero vivir alegre, pero de la verdadera alegría, la que produce el vivir contigo amando, creyendo, confiando en ti. Dame valor para poder renunciar a todo lo que me aparte de ti; dame generosidad para saber ayunar siempre de mí mismo, para que pueda llenarme de tu amor y de tu gracia. Esto es lo único que busco, lo único que quiero, Señor. El único vino nuevo que sacia mi sed. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlo Medina Medina.

5 de julio de 2024

ORACIÓN: MÍRAME, SEÑOR

Entro en tu silencio, Señor, tal y como soy. Con mis prisas y preocupaciones, también con mis deseos. Quiero pasar este rato contigo. Necesito que me tranquilices y, sobre todo, me orientes hacia ti. Tú habitas en mí, y yo quiero que mi primera mirada de hoy sea para ti. Por eso te digo: “Aquí estoy, Señor”. Mírame como miraste a Mateo, y ámame como tú sabes hacer, a pesar de todas mis miserias, o más bien, porque soy miserable.

Señor Jesús, ayúdame a responder a tu llamada con la prontitud de Mateo y con su amor. Saber que tú miras más allá de mis pecados me reconforta y me anima a seguirte de verdad. Enséñame a relacionarme con todos, a no hacer distinciones, a estar abierto al que lo necesita. Enséñame a vivir como tú y a amar como tú. Y, por supuesto también, a reconocerme pecador y necesitado de tu misericordia infinita. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

ORACIÓN: ANTE TI, SEÑOR

Buenos días, Señor. Aquí estoy, ante ti, para que me regales un rato de oración. Es la mejor manera de empezar el día: ofreciéndotelo, poniéndolo en tus manos de Padre. Mira mi pobreza y mi pequeñez. Envíame tu Espíritu para que sepa orar en ti y luego vivir contigo. Hago silencio, abro mi corazón a lo que quieras decirme y hacer en mí. Que me deje transformar por ti.

Señor, a menudo mi oración se centra en pedirte bienes o soluciones a problemas materiales, que nada tienen que ver con mi vida espiritual. Sólo contigo puedo levantarme para ver lo que realmente importa en esta vida. Sólo con tu gracia y misericordia puedo liberarme del pecado. Concédeme, Señor, no lo que quiero, sino lo que necesito, y que nadie mejor que tú sabe. Que mi corazón no piense nunca mal de ti. Tú has venido para salvarme del pecado. Que mi corazón se abra a tu perdón. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

4 de julio de 2024

ORACIÓN: EMPAPARME DE TI

Aquí vengo, Señor, a empezar este día contigo, en oración. Sé que tú tienes siempre la puerta abierta para dejarme entrar en ti por la oración. Quiero empaparme de ti, de tu Palabra, para ser tu discípulo. Quiero que tu savia sea la mía. Por eso te digo: Jesús, ¡cuántas veces me parezco a Tomás! 

Dame la fe necesaria para saber decirte en toda ocasión “Señor mío, y Dios mío”. Dame saber creer lo que muchos testigos de tu amor me dicen, para que tu mensaje de amor se pueda seguir transmitiendo por todas partes. Señor mío, y Dios mío, creo en ti, te adoro y te amo. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

3 de julio de 2024

ORACIÓN: CALMA MI TEMPESTAD

Buenos días, Señor. Aquí estoy. Empiezo el día contigo. Quiero que seas el primero en subirte a la barca de mi vida para hacerme bogar seguro por este mar tempestuoso. Vengo a llenarme de tu gracia para vivir este día sin miedo y así poder ser testigo de tu amor, de tu misericordia y de tu cuidado. Haz que reciba tu Palabra como Palabra viva que me habla hoy a mí. Apaciguo mi alma, acallo el ruido, y te escucho.

Señor, hoy te pido que calmes la tormenta de mi alma. O si prefieres, cálmame a mí. Que sepa esperar, que sepa confiar. Que la seguridad de saber que siempre estás conmigo me haga perder el miedo y vivir confiando. Tú no nos dejas nunca. Hoy tampoco nos vas a dejar. Quiero empezar el día contigo, quiero que seas el primero en entrar en mi barca. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

2 de julio de 2024

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

"Ven, Espíritu Santo, y ayúdame a reconocer a Jesús resucitado en medio de mis cansancios, de mis preocupaciones, en medio de las angustias de la gente. Porque él siempre está. Ayúdame a reconocerlo glorioso, lleno de vida, repleto de fuerza, revestido de luz celestial.

Con un toque de tu gracia despierta mi corazón para que lo alabe, para que me llene de admiración ante su rostro precioso. Derrama en mi interior deseos de buscar a Jesús, para que amándolo lo encuentre en cada cosa. Haz que me deslumbre con su luz espléndida, para que no me dominen las oscuridades del mundo.

Abre mi vida entera, Espíritu Santo, para que Jesús pueda tomarla con la potencia de su Resurrección.

Renueva mi existencia con un poco de esa vida plena de Jesús resucitado, para que yo también pueda vivir como un resucitado. 

Amén."

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.

1 de julio de 2024

ORACIÓN DEL DOMINGO

Nos hacemos conscientes de la presencia de Dios que nos habita y rodea. Abrimos el corazón a la luz de su palabra de vida. A veces la oración es un grito, nos va la vida en ello; buscamos a Jesús con pasión. No hay tiempo que perder. Confiamos en el poder de Jesús para que sane nuestras heridas. Dejamos que toquen sus manos los socavones que la muerte va abriendo en nosotros. Contigo, Jesús, siempre es tiempo de salvación, aunque estemos al borde de la muerte. Tú te ofreces como respuesta infinita a la sed infinita que llevamos dentro, tu vida nos da vida verdadera. Contigo, Jesús, pasamos a la orilla de la vida y nos quedamos contigo. El camino nos lo enseña el Espíritu divino.

Reza confiadamente: Jesús, siempre estás esperándonos. La decisión de ir hacia ti es de cada uno de nosotros. El jefe de la sinagoga nos sugiere unos pasos preciosos para estar contigo: Acercarnos a ti, mirarte, sentarnos junto a ti, rogarte con insistencia por la vida en peligro. Con la ayuda de tu Espíritu divino, abrimos nuestro corazón, te contamos lo que llevamos dentro y nos quedamos en silencio, contigo. Amén.

Desde mi parroquia, por el párroco
D. Juan Carlos Medina Medina.